17 oct. 2016

Proyecto de Zona Verde Pública - Mantenimiento (VII) - Construcciones

Continuando la serie sobre el Proyecto de Zona Verde Pública en la fase del Diseño global y las partes constituyentes del Proyecto, continuamos tratando el MantenimientoEn esta entrada nos centraremos en las Construcciones.



Podemos distinguir las que se realizan para ser utilizadas como elementos de uso y disfrute de las que responden a meras necesidades de funcionamiento. Para las primeras sería de aplicación lo dicho para el mobiliario ya que son piezas de utilización directa por el usuario, como aquellos elementos, y tienen que ser pensadas de igual manera, aunque se utilicen en su ejecución otros materiales. Si son elementos al servicio de las funciones del parque o jardín habrán de diseñarse con sujeción a esta función.

Lo dicho de las salas de máquinas en el apartado de las instalaciones sirve en estos casos. Diseñar sin conocer a fondo la función y no procurar unas condiciones adecuadas de habitabilidad puede suponer pérdidas de utilidad importantes y gastos de mantenimiento excesivos.  Hay que pensar que entre estas funciones está el propio mantenimiento, como es la limpieza, la pintura periódica, la sustitución de elementos fungibles..., y hay que prever los espacios y la forma de desarrollar estas operaciones.

En las casetas de operarios, para el mantenimiento de parques, se suelen olvidar estas funciones y, a pesar de que la reglamentación vigente fija estándares mínimos, casi siempre hemos visto una economía muy grande de espacio, obligando a realizar las operaciones en áreas en exceso reducidas. Este ahorro en la obra se paga con creces en el mantenimiento pues el desarrollo forzado de estas operaciones supone una utilización excesiva de los medios y su rápida degradación. Bien al contrario sería deseable proyectar espacios con mayor amplitud, si se quiere en exceso, para favorecer la ordenada utilización y conservación, desde un planteamiento generoso en el proyecto.

Particular importancia pueden tener las construcciones especiales, como pérgolas, monolitos, puentes, fuentes ornamentales... La idea de diseño ha de ser contrastada permanentemente con la disponibilidad de materiales y el mantenimiento, pues éste puede ser muy elevado, o no darse en la necesaria medida lo que lleva a la degradación en poco tiempo. Otro aspecto a considerar es su utilidad, o inutilidad en estas obras especiales que también se da con cierta frecuencia, lo que conduce a su degradación en poco tiempo, aunque por distintos motivos


La obra civil de las fuentes ornamentales merece una especial consideración pues el contacto permanente con el agua provoca una considerable agresión. Los bordes de los vertederos,  juntas,  pinturas, anclajes... son puntos débiles de la instalación y tienen que ser muy bien pensados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...