20 abr. 2015

Proyecto de Zona Verde Pública - Terreno como Base de Diseño (I)

Siguiendo la serie sobre el Proyecto de Zona Verde Pública en la fase del Diseño global y las partes constituyentes del Proyecto, pasamos a tratar el Terreno como Base de Diseño.



La primera función que se le atribuye al suelo en el proyecto es la de campo de trabajo de la actividad creativa del proyectista. Sus peculiaridades, en unión de otros factores, servirán para conformar un escenario y marco adecuado a los fines del proyecto. Aspectos tales como forma, topografía, color, textura, morfología del roquedo, orientación, soleamiento, vistas... constituyen elementos que el proyectista deberá descubrir y valorar, tomándose el tiempo necesario.

A nuestro modo de ver, y actuar, esta valoración, habida cuenta de lo numerosos que son los componentes o elementos que conforman un determinado terreno, ha de hacerse en primera instancia bajo una visión general, que nos permita algún esbozo de solución, para después profundizar en los aspectos de mayor peso y trascendencia.

Existen programas informáticos que nos ayudan en estas labores de modificación de la topografía.

El reconocimiento a pie, de forma detenida, captando las influencias del lugar, en varios momentos del día, si se puede en distintas estaciones, es absolutamente necesario.

De lo anterior resulta, por lo regular, una propuesta de cambio de algunas cosas que no encajan bien en los planteamientos. Surge la necesidad de la remodelación topográfica, operación que, además de por el diseño, por lo general su razón de ser, estará influenciada por otros muchos aspectos y elementos del propio terreno o a introducir con el proyecto; también por los fines y objetivos.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...