16 jul. 2012

Historia reciente del mobiliario y el equipamiento en los espacios urbanos (III)

Finalizamos la serie sobre historia del mobiliario y el equipamiento urbano hablando de la actualidad.

Original forma de amenizar la espera
 
En España el mobiliario se ha desarrollado mucho, quizá en exceso, y hoy en muchas ciudades existe una abundancia desmesurada de elementos que han convertido el espacio urbano en un almacén de trastos, muchos inservibles y mal conservados.
La publicidad ha tenido mucho que ver en este incontrolado desarrollo al aprovecharse del mobiliario como soporte y medio de exposición pública.
Alta densidad de equipamiento y mobiliario urbano
Los bancos y papeleras de antaño se reparten hoy el espacio público con fuentes, jardineras, juegos infantiles, bolardos, pilonas, astas de banderas, barandillas de peatones, ascensores, escaleras mecánicas, cabinas telefónicas, quioscos de la once y de periódicos, semáforos, señales, sanitarios, recogedores de pilas, expendedores de bolsas para perros, quioscos de flores, innumerables carteles con sus innumerables postes de sujeción, contenedores de basuras, armarios diversos, buzones para la recogida neumática de basuras, rejillas de ventilación, marquesinas, aparcabicicletas, buzones, veladores, sombrillas... en cantidades impresionantes hasta llegar a índices, absolutamente normales y admitidos, de 1 elemento por cada 2,5 m lineales de calle, ¡qué barbaridad!
Todo ello “adornado” y potenciado agresivamente por la publicidad, compitiendo descaradamente con fachadas, esculturas, plazas y monumentos, que no pueden verse y, en muchas ocasiones, casi pasan desapercibidos.
Todo ello también, agravado por los eventos temporales que asaltan las ciudades, como las campañas electorales, las fiestas populares, las huelgas y manifestaciones de todo tipo.
Esta proliferación de elementos viene a demostrar el auge que ha cogido la calle como medio de expresión y también el abuso que se ha hecho de ella, llegándose a muchos casos donde el paso de los peatones está muy dificultado, cuando no impedido, por el excesivo e inoportuno mobiliario. En algunas ciudades se han promulgado ordenanzas que prohiben la instalación de mobiliario urbano cuando la acera, ó el ancho dejado, es inferior a 1,40 m (cuantas aceras en Madrid no lo tienen).

Cargador solar

En cuanto al presente y futuro más cercano, citar el desarrollo y aplicación de las energías renovables y nuevas tecnologías en los elementos de mobiliario y equipamiento urbano. De este modo se están instalando farolas solares y/o eólicas, zonas wifi, cargadores solares de distintos dispositivos como bicicletas y vehículos eléctricos, móviles...

1 comentario:

  1. No te puedo creer, está buenísima la intervención de ese tipo en la vía pública. Yo he visto barandas de escalera intervenidas en Buenos Aires, pero no a nivel tecnológico sino más bien artístico.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...